¡Oferta!

GENERO Y VIOLENCIA 2A ED

$114.000 $91.200

Susana Gisbert Grifo Elena Martínez García
Edición: 2002
Editorial Tirant lo Blanch
ISBN: 9788491432081
Se acaban de cumplir doce años de la aprobación de la LO 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra los Actos de Violencia de Género. La puesta en marcha de esta Ley apostó por poner la fuerza en la punición o castigo del maltratador, acabando así con la tolerancia que estos actos denunciados recibían en sede policial y judicial. Sin embargo, poco o nada se han desarrollado durante estos años las políticas destinadas a la prevención de estas conductas, a pesar del extenso y afortunado desarrollo que el legislador les dio en esta Ley. En estas líneas ponemos de manifiesto todo lo conseguido durante estos años, con sus luces y sus sombras y lo mucho que queda por hacer para llegar a transformar la cultura desigualitaria y patriarcal que sustenta esta violencia, en un modelo económico y cultural masculino. Cuanto más contundente sean las normas destinadas a la prevención, mayor será el mensaje de rechazo al ciudadano que no acepta la nueva realidad constitucional y más fácil será que nuestros/as jóvenes crezcan en un modelo social justo, igualitario y respetuoso de los derechos fundamentales de las mujeres.

Hay existencias

Descripción

Susana Gisbert Grifo Elena Martínez García
Edición: 2002
Editorial Tirant lo Blanch
ISBN: 9788491432081
Se acaban de cumplir doce años de la aprobación de la LO 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra los Actos de Violencia de Género. La puesta en marcha de esta Ley apostó por poner la fuerza en la punición o castigo del maltratador, acabando así con la tolerancia que estos actos denunciados recibían en sede policial y judicial. Sin embargo, poco o nada se han desarrollado durante estos años las políticas destinadas a la prevención de estas conductas, a pesar del extenso y afortunado desarrollo que el legislador les dio en esta Ley. En estas líneas ponemos de manifiesto todo lo conseguido durante estos años, con sus luces y sus sombras y lo mucho que queda por hacer para llegar a transformar la cultura desigualitaria y patriarcal que sustenta esta violencia, en un modelo económico y cultural masculino. Cuanto más contundente sean las normas destinadas a la prevención, mayor será el mensaje de rechazo al ciudadano que no acepta la nueva realidad constitucional y más fácil será que nuestros/as jóvenes crezcan en un modelo social justo, igualitario y respetuoso de los derechos fundamentales de las mujeres.