¡Oferta!

LA VÍCTIMA EN EL DERECHO PENAL ESPAÑOL. # 934

$150.000 $120.000

García Álvarez, Pastora
Edición: 2014
Editorial Tirant lo Blanch
ISBN: 9788490536568
Aunque la neutralización de la víctima es co-sustancial al Derecho penal, en este trabajo se demuestra que tal neutralización no es absoluta. Ahora bien, la permeabilización del Derecho penal a los intereses de la víctima ha de ser correctamente entendida y llevada a la práctica. Por un lado, no se puede privatizar el conflicto penal entre el sujeto activo y el sujeto pasivo del delito, ni lomar en consideración los intereses de la víctima como mera excusa para incrementar la gravedad de las penas o castigar ciertas conductas, vulnerando los principios de intervención mínima y de proporcionalidad. Y por otro, hay que tener cuidado con que la toma en consideración de la vÍctima no termine sirviendo de fundamento para eximir de responsabilidad al sujeto activo del delito, al convertirla en co-responsable del mismo, cuando no en la única responsable por vulneración de unos supuestos deberes de autoprotección que le corresponden.

Hay existencias

Subtotal:

Add-ons total:

Total:

SKU: 9788490536568 Categorías: , , ,

Descripción

García Álvarez, Pastora
Edición: 2014
Editorial Tirant lo Blanch
ISBN: 9788490536568
Aunque la neutralización de la víctima es co-sustancial al Derecho penal, en este trabajo se demuestra que tal neutralización no es absoluta. Ahora bien, la permeabilización del Derecho penal a los intereses de la víctima ha de ser correctamente entendida y llevada a la práctica. Por un lado, no se puede privatizar el conflicto penal entre el sujeto activo y el sujeto pasivo del delito, ni lomar en consideración los intereses de la víctima como mera excusa para incrementar la gravedad de las penas o castigar ciertas conductas, vulnerando los principios de intervención mínima y de proporcionalidad. Y por otro, hay que tener cuidado con que la toma en consideración de la vÍctima no termine sirviendo de fundamento para eximir de responsabilidad al sujeto activo del delito, al convertirla en co-responsable del mismo, cuando no en la única responsable por vulneración de unos supuestos deberes de autoprotección que le corresponden.